[ Home ]
[ Noticias ]
[ Galeria de Obras ]
[ Links ]

No morirá del todo





Homenajear a un poeta siempre es un acto de generosa justicia, y más si se trata, como en este caso, de un poeta bastante olvidado en España como el mexicano Manuel Gutierrez Najera (1859-1895).
Uno de los padres del modernismo latinoamericano e introductor de la poesía moderna en México, de él se cumple el centenario de su muerte y ése es un buen pretexto para qu e en el desierto urbano del Madrid canicular se le recuerde con pintura mexicana. En la sala de exposiciones del instituto de México, dirigido con nervio y con gusto por una mujer extraordinaria que se llama Luz del Amo, se han reunido tres trabajos sobre papel de grandes dimensiones dedicados especialmente al poeta y realizados por tres jóvenes artistas.
A Carlos Vidal, mexicano de Chiapas y madrileño de adopción desde hace varios años, lo conoce bien el público de nuestra ciudad. Sus individuales lo han revelado como uno de los más personales artistas del momento. Su tradicional uso de las letras invertidas le sirve aquí para introducir algunos de los nombres de personajes del Gutierrez Najera porsista y , jugar con su propio nombre. El resultado es brillante y además tiene esa naturalidad, esa aparente espontaneidad, que hace la pintura de Vidal tan atractiva. Le acompañan Alfredo Buenaventura, otro artista que vive y trabaja en Madrid, con una obra muy divertida en la que la pintura se mezcla con el collage y la fotografía, y la joven Ibiza Castañeda, hija del artista del mismo nombre.
Un muñeco que representa al escritor con sombrero de copa, sentado en un escritorio donde puede verse algunos de los libros que lo evocan es el alegre montaje, o intencionada instalación, lo que ustedes prefieran, que completa el homenaje al poeta.
No falta la ambientación musical debida a la radio de la Universidad Autónoma de México y al piano de Maria Teresa Frenk en el que suena Una flor para ti.
Los que además de contemplar a los tres artistas se interesen por homenajear privadamente a Gutierrez Najera con una inesperada lectura, deben saber que Octavio Paz le dedicó algunos de sus ensayos y se lamentó que ni él, ni el hoy también olvidado,
Pese a lo celebrado que fue en vida, Amado Nervo se peocuparan en su tiempo de crearse una tradición.
La sensible elegancia de Gutierrez Najera, escribió Paz, su poesia en al que acomete con gracia melancólica el tema de la brevedad de la vida.

cerrar